Sábado, septiembre 23

Los casetes vuelven a estar de moda, o eso parece

A pesar de la llegada de unidades de disco más avanzadas como el CD o el Blu-ray, los retromelancólicos, coleccionistas y curiosos siguen comprando vinilos o casetes de antaño,

como si para ellos nunca hubiera pasado el tiempo. Si el mercado de los vinilos es sumamente importante a pesar de su antigüedad, el casete había quedado olvidado en los últimos años con unas ventas muy bajas alrededor de todo el mundo. Sin embargo los últimos datos de ventas de casetes manejados por Billboard traen una sorpresa: un auge en el interés por este tipo de unidades.

Y es que se siguen gastando miles y miles de euros en cintas de casete, y en concreto en un último año donde las ventas de cintas de casete han alcanzado las 129.000 unidades, con un incremento del 74% respecto a 2015. Si comparamos esta cifra con los 105 millones de CDS y los 13,1 millones de vinilos que se han vendido a lo largo de 2016, no parece muy destacable, pero el incremento de sus ventas atiende a una serie de circunstancias y lanzamientos de los que merece la pena hablar.

Durante 2016 hemos contado con especiales en cinta de casete de álbumes de Justin Bieber y The Weeknd, aunque en este caso únicamente se han vendido 1.000 unidades de cada uno. Durante dicho periodo también hemos asistido a versiones reeditadas de canciones de Eminem (3.000 unidades) y Prince (4.000 unidades). Aunque las mayores ventas se han concentrado en la banda sonora de Los Guardianes de la Galaxia comercializada en cinta de casete, que desde su salida a finales de 2014 ha vendido 11.000 unidades.

El 43% de las ventas de cintas de casete en el mundo se han realizado a través de Internet, mientras que el 57% restante se ha comercializado desde tiendas independientes. Queda por ver si esta nueva fiebre por las cintas de casete continúa a lo largo de 2017 con la salida de otras tantas versiones especiales, pero al menos se demuestra que, durante 2016, sí que ha regresado la moda del casete.